El papel protector del microbioma del olivo frente a patógenos. Dr. Antonio J. Fernández EEZ

2021-01-15 13:00
Info: 

La verticilosis del olivo (VWO) es una enfermedad vascular que es transmitida por el suelo y causada por el hongo patógeno Verticillium dahliae. Esta enfermedad sigue siendo considerada una de las más devastadoras en la cuenca del Mediterráneo, donde se concentra más del 60% de la producción mundial de aceite de oliva. Hasta la fecha, esta plaga no ha podido ser controlada de manera efectiva con una medida de control única, pero el uso de cultivares tolerantes es uno de los métodos más eficientes.
Actualmente, las plantas son consideradas holobiontes en los que la parte microbiana está tomando cada vez más relevancia por parte de la comunidad científica para el estudio, entre muchos otros, del posible papel protector que pueden tener las comunidades microbianas endo y epifíticas frente a estreses bióticos y abióticos. A pesar de ello, los microbiomas del olivo han sido poco estudiados y nunca se había realizado un análisis conjunto de las comunidades bacterianas y fúngicas del sistema radicular (endosfera y rizosfera) de dicho organismo mediante técnicas de secuenciación masiva independientes de cultivo.
Por ello, en un estudio inicial analizamos 36 variedades de olivo que representan el 95 % de la variedad genética de Olea europea L. subsp. europea var. europaea. En dicho estudio, realizamos una descripción detallada de la comunidad microbiana común a todas las variedades, así como las diferencias en los perfiles microbianos específicos de algunos grupos de cultivares.
Por otro lado, analizamos a lo largo del tiempo las comunidades microbianas de un cultivar sensible (Picual) y otro tolerante (Frantoio) a verticilosis en un ensayo de infección en condiciones controladas en invernadero durante un mes. En dicho ensayo, se comprobó que los microbiomas asociados a las raíces de Frantoio son tolerantes al patógeno, mientras que los microbiomas de Picual son más susceptibles a que el patógeno penetre y altere sus redes de interacción. Estas diferencias contribuyen a explicar la diferente tolerancia de las propias variedades de olivo frente a la verticilosis.
Gracias a estos estudios se ha comprobado que algunos microbiomas asociados a diferentes variedades de olivo pueden incrementar la resistencia frente a la infección. De esa forma, estos estudios abren nuevas vías de investigación para combatir a la verticilosis y a otros patógenos.